miércoles, 23 de julio de 2008

Alex Chilton- Clichés / Loose Shoes Tight Pussy (2005)


Alex Chilton es toda una referencia en la música de los últimos cuarenta años, algo de lo que muy pocos pueden presumir. Desde niño, Alex Chilton sintió inclinación por la música y enseguida pasó a formar parte de varias bandas en su Memphis natal durante su adolescencia, bandas de instituto sin más trascendencia pero que acabarían inoculando al joven Alex el veneno del rock'n'roll y la música pop de los 60's. La primera banda de Alex Chilton fueron The DeVilles, quienes tras adquirir cierto renombre en la zona contrataron a un manager que tenía muy buenos contactos, es en ese momento cuando deciden entregarse en cuerpo y alma a la música y cambian su nombre por el de The Box Tops. No tardarían en grabar un single titulado "The Letter", con el que alcanzarían el número uno, The Box Tops facturaban un pop con influencias del R&B, los críticos los englobaron en el movimiento denominado Blue Eyed Soul, melodías inspiradas en el soul pero interpretadas por chicos blancos de clase media. La ascensión de la banda fue meteórica y facturaron numerosos temas que les mantuvieron en los primeros puestos de las listas de éxitos, a pesar de ello Alex Chilton no se sentía realizado, su personalidad caótica y anárquica no se veía satisfecha con figurar entre los grupos favoritos de los adolescentes, además el hecho de tener un contrato discográfico con una compañía potente le hacía contraer una serie de obligaciones que no veía con buenos ojos.

Después de dar algunos tumbos, Alex Chilton funda junto a Chris Bell la banda por la que será recordado eternamente, Big Star. La perfecta mezcla de las melodías de reminiscencia beatle con elementos de la psicodelia y la garra de las guitarras eléctricas, darían forma al personal sonido de Big Star y definirían a la perfección el paradigma de un estilo que contaría con numerosos adeptos en el futuro: el power pop. La vida de Big Star fue corta y tan sólo llegaron a grabar tres discos, suficiente para calar hondo en generaciones venideras y convertirse en un icono del rock independiente norteamericano. La carrera de la banda no estuvo exenta de conflictos motivados por la fuerte, y complicada, personalidad de sus dos cerebros; discusiones, rupturas, reconciliaciones y desencantos se sucedían al no verse cumplidas las expectativas comerciales de Big Star, sobre todo las de Chris Bell ya que Alex Chilton siempre ha demostrado estar muy por encima de las cifras relativas a las ventas. Tal vez la diferente manera de entender el negocio de la música de ambos genios fue la que motivó la separación definitiva de Big Star, corría el año 1974, tendría que transcurrir otra década para que se apreciase en su justa medida la importancia de Big Star, quienes han sido considerados clave en la transición del pop de guitarras de los 60's y los nuevos sonidos de los 80's, como la new wave o el tan cacareado rock alternativo.

Entretanto Alex Chilton seguía fiel a su manera de entender la música, un concepto presidido por una única idea: la libertad; esa libertad bipolar a la hora de crear que a veces le ha llevado a callejones oscuros y que en otras ocasiones ha parido momentos de una belleza inigualable. El carácter anárquico de Alex Chilton encajó perfectamente en la escena punk neoyorquina de los 80's y le llevó a convivir con todo tipo de aves nocturnas, embarcándose en un sinfín de proyectos, algunos de ellos cuajaron, otros se quedaron en sueños de borrachera que se desvanecieron con la resaca del día siguiente. También comenzó sus andanzas como productor, las cuales han dado resultados muy desiguales, merece la pena reseñar su trabajo con los primeros Cramps y, años más tarde, su confianza en un grupo de chalados que se empeñaban en sonar a chatarra, The Gories, referencia indispensable del garage y del rock'n'roll de los 90's. En cuanto a su carrera como compositor, Alex Chilton ha editado una docena de discos en solitario desde 1975 hasta el presente, entre ellos hay trabajos más que prescindibles, otros mediocres y algunos muy dignos. En cierta manera no ha sabido retomar el rumbo que señalaba aquella brújula mágica que manejó junto a Chris Bell en Big Star, por otra parte es difícil moverse en el negocio de la música cuando directamente reniegas de él y de todo lo que representa; todo ello ha hecho de Alex Chilton un artista difícil de catalogar y de entender, un "maldito" que es responsable directo de buena parte de los derroteros que ha tomado la música pop en los últimos treinta años.

El disco que encontráis en este post es una edición del año 2005 que reúne en una misma caja, en formato de doble CD, dos grabaciones de este período en solitario de Alex Chilton: "Clichés", originalmente grabado en 1994, y "Loose Shoes Tight Pussy", que data de 1999. Ambos discos no son del agrado de la crítica, pero a mí me gustan especialmente, sobre todo el primero de ellos, en el que Alex Chilton repasa, a su manera, algunos de los más conocidos standards de la música popular estadounidense, muchos de ellos popularizados por músicos de la talla de Chet Baker o Nina Simone, e incluso se atreve con una composición del mismísimo Bach. Una atmósfera romántica y algo depresiva invade este disco y nos muestra a un músico tan ecléctico como inspirado, sobre todo en su personal manera de enfrentarse a clásicos de la envergadura de "My baby Just Cares For Me" (deliciosa la guitarra de Chilton y su manera de pellizcar las cuerdas); un trabajo que muestra a un creador haciendo el disco que le apetece, un disco enteramente acústico, sin preocuparse por las facturas de la luz o por la cantidad de ceros de su cuenta corriente. El segundo disco, "Loose Shoes Tight Pussy", es también un disco de versiones, pero en este caso con una banda acompañándole y con la electricidad fluyendo a lo largo de todas las pistas. Esta grabación tiene una orientación más cercana al soul y al pop y cuenta con grandes momentos, como el tema que abre el disco "I've Never Found A Girl"; no obstante da la sensación de ir desinflándose a medida que van desgranándose los temas. En resumen, se trata de dos discos que muestran el trabajo de Alex Chilton en los últimos 10 años, dos discos exclusivamente de versiones que plasman el ideario y el repertorio de un músico ecléctico y versátil, un artista que no entiende de reglas ni de convenciones, una personalidad única en la historia de la música pop.

De regalo os dejo un interesante y completísimo artículo sobre la vida y milagros de Alex Chilton aparecido en la página web de Perfect Sound Forever, eso sí, está en lengua bárbara así que a desempolvar los diccionarios de inglés y a rememorar las clases del instituto que tan buenos resultados nos han dado y que tantas puertas nos han abierto, bueno, eso o a utilizar el Babel Fish de Yahoo que cuesta menos esfuerzo aunque no sea perfecto... Espero que os guste.

Artículo sobre Alex Chilton en Perfect Sound Forever


ALEX CHILTON- CLICHÉS + LOOSE SHOES TIGHT PUSSY

6 comentarios:

binguero dijo...

Otro post sin comentario, esto no puede ser, con el trabajo que me llevó tanto el texto como los ripeos... En fin, ingrata tarea la de publicar en un blog, aun así quiero daros las gracias una vez más a todos aquellos que me regaláis un minuto de vuestro tiempo dejándome un comentario; sois vosotros los que hacéis que todo esto tenga sentido. Y ahora diré, por si alguien necesita más referencias, que este disco de Alex Chilton está entre sus mejores trabajos, si sois almas inquietas y curiosas os lo recomiendo encarecidamente.

Un saludo.

Jorsevil dijo...

Gracias por poner al alcance de nuestros oidos un disco fabulosos y todavía mejor que te tomes un tiempo para escribir un magnifico texto.

Javier

Anónimo dijo...

buena, llegué un poco tarde pero el link funciona todavía, Big star esta entre mis grupos de cabecera y buscaba este disco. Gracias por tu trabajo, discos como este no se encuentran en cualquier parte.
Si pudiera recomendarte algo de mi país, busca Los Jaivas disco doble antología.
Gracias nuevamente.

Pandillo

Licteur_Lecteur dijo...

Thank you so much.
L.R.

Sonic Reducer dijo...

Chilton partió hace unas horas hacia una —en verdad lo deseo— mejor vida. Gracias por tan excelsa nota sobre él. Suena en este momento su álbum Clichés y se me escapa el llanto.
JQ

Johnny Lebrel dijo...

una gran pena nos abate! acaba de morir este buen hombre. Hoy seguro que lloraremos escuchado sus canciones.