sábado, 23 de octubre de 2010

Neutral Milk Hotel- In The Aeroplane Over The Sea (1998)


Hay muchos tipos de discos, infinidad, pero a mí me gusta agruparlos en cuatro grandes familias: 1- Los discos con gancho, es decir, aquellos que te atrapan desde la primera escucha. Suelo asociarlos con sonidos muy melodiosos y con estilos próximos al pop en todas sus variantes. 2- Los discos repelentes. Sobran las explicaciones, aquí tienen cabida todos aquellos discos que por fobias o manías personales se me atragantan desde que suenan los primeros compases, también me refiero a aquéllos que nunca escucharía por simples prejuicios sonoros (yo soy yo y mis prejuicios), véase techno, house, y electrónica variada, además de la radiofórmula más exasperante. 3- Los discos que me gustaría que me gustasen. Son aquellos a los que me acerco por referencias externas, bien de amigos o de medios especializados, discos que los demás tienen en muy alta estima y que a mí, por mucho que lo intento, no me dicen nada. Me pasa mucho con esos discos que se catalogan como "de culto" o de "obra maestra", en cuanto oigo un calificativo así para un disco me echo a temblar. 4- Y por último, mi familia favorita, los discos que van ganando con el tiempo. Son esos discos que en la primera escucha no me dijeron gran cosa, y que según me voy exponiendo a su seductor influjo acaban atrapándome; discos que poco a poco se van ganando un huequecito en mi corazón, discos que acaban enamorándome como una obra de arte completa, como un todo; desde la portada hasta todas y cada una de sus canciones. El disco que se asoma hoy a Rainy Day Music es precisamente uno de ésos, un disco al que me acerqué por mera curiosidad, que no me atrapó instantáneamente sino más bien al contrario, uno de esos discos que acaban siendo imprescindibles en tu vida. Ojalá os ocurra a todos vosotros lo mismo, espero que quienes conozcáis "In The Aeroplane Over The Sea" de Neutral Milk Hotel, lo tengáis enmarcado en el cuarto de los grupos, y que quienes no lo hayáis escuchado nunca, os quedéis gratamente sorprendidos; eso sí, recordad que no sirve de nada dedicarle una sola escucha, tendréis que insistir, como con el gin tonic, que al principio resulta amargo pero con el tiempo acaba entrando en el Olimpo de nuestros vicios favoritos.

Neutral Milk Hotel es una banda misteriosa por diferentes motivos, su formación, sus grabaciones, su extraña andadura en una industria que, probablemente, ellos nunca se tomaron demasiado en serio; todo ello hace que sean la formación idónea a la que colgarle el tópico cartelito: "de culto". Pero no tengáis miedo, jóvenes, ignorad toda esa dialéctica sobada y aprendida y acercaos sin prejuicio a la música de estos muchachos, que no solucionará vuestros problemas pero que os ayudará a tener una existencia más placentera en esta escombrera llamada planeta Tierra. Hablar de Neutral Milk Hotel es básicamente hablar de Jeff Mangum, cerebro, letrista, guitarrista y vocalista de la banda. En un artículo escrito por Phil McMullen en 1996 se habla de Neutral Milk Hotel como de un concepto más que de una banda al uso, sea como fuere, dicho artículo está redactado antes de que "In The Aroplane Over The Sea" viese la luz, cosa que haría dos años más tarde, lo que está claro es que Mangum es la pieza clave en la formación y que sin su desbordante talento y su peculiar voz, nada sonaría igual. La infancia de Jeff Mangum transcurre en Louisiana, donde cultivará sus primeros recuerdos musicales, que serán muy variopintos, yendo desde el soft rock de los 70's que escuchaba su madre hasta los primeros Minutemen, pasando por los discos de Coltrane, psicodelia e incluso folklore búlgaro. En 1983 el punk rock surge como una revelación en la vida de Jeff, quien con tan sólo 13 años formará su primera banda, Maggot, una formación que buscaba, en palabras del propio Mangum, convertirse en la banda más desagradable del panorama musical. Son los primeros flirteos de Jeff con la música, su primer contacto con los instrumentos y con otros músicos. Un poco más tarde abandona las consignas del punk y se aproxima a latitudes más melódicas, junto a Will Cullen Hart y Alan Doss se muda a Athens y forma Cranberry Life Cycle, comienza una etapa de experimentación y de búsqueda de sí mismo que desembocará en una nueva formación, The Synthetic Flying Machine. Esta última banda podría considerarse el embrión de Olivia Tremor Control, una nueva formación en la que el musicalmente promiscuo Jeff Mangum también se verá involucrado. En los primeros 90's Jeff realiza una serie de grabaciones caseras bajo el nombre de Milk, algunas de ellas las agrupa en cassettes, unas cintas tendrán título, otras no; es una etapa en la que empiezan a aflorar las bases de lo que será Neutral Milk Hotel. Durante esos primeros años, Mangum vive en un estado de absoluto desempleo, alojado en habitaciones de amigos y grabando compulsivamente sus canciones. En 1993 se traslada con su amigo Robert Schneider a Denver, donde verá la luz, un año más tarde, la primera grabación bajo el nombre de Neutral Milk Hotel, se trata de un 7" titulado "Everything Is" en el que contará con la ayuda de varios amigos y de conocidos que se unen a su, todavía embrionario, proyecto. Enumerar la discografía de Mangum es un trabajo tan complejo que ni siquiera lo voy a intentar; su producción es confusa y se nutre de cassettes y EP's de tiradas reducidísimas, aún hoy en día siguen apareciendo grabaciones caseras de este peculiar genio que permanecían olvidadas en algún cajón. Es por eso que me centraré exclusivamente en su producción como Neutral Milk Hotel (al menos la que comprende sus tres principales grabaciones), aquella que concierne a este primer EP y sus dos LP's.

Jeff Mangum se moverá entre Denver y New York, a la vez que continuará con su compulsiva actividad de grabar cassettes, algunas de ellas verán la luz en forma de reducidísimas tiradas, será el caso de Invent Yourself a Shortcake, Beauty y Hype City. En 1996 verá la luz el primer LP de Neutral Milk Hotel, bajo el nombre de "On Avery Island", en él Mangum estará acompañado de varios de sus amigos: Robert Schneider, productor además del disco, e integrante de The Apples In Stereo, Rick Benjamin, que formaba parte de The Perry Weissman 3, y Lisa Jansen, integrante del dúo Secret Square. Con esos mimbres Jeff Mangum realiza su primer largo, su trabajo más ambicioso hasta el momento, y lo hace arropado por un sello serio y respetado en el mundo independiente, como es Merge. La mayor parte del disco se graba en Denver, una ciudad donde también tomará forma The Elephant 6, un proyecto capitaneado por Schneider y que consiste en una agrupación de bandas, concretamente The Apples in Stereo, The Olivia Tremor Control, Neutral Milk Hotel, Beulah, Elf Power y Of Montreal; seis formaciones que se agrupan bajo un nombre y un mismo sello discográfico con el objetivo de compartir material e ideas, una romántica forma de apoyarse los unos a los otros que acabaría devorada por el éxito de algunas de las bandas integrantes del colectivo. Romanticismos musicales aparte, y volviendo al tema que nos ocupa, "On Avery Island" será un trabajo muy bien recibido por la crítica, que se rinde ante la imaginación compositiva y el talento de Mangum, y que se ve gratamente sorprendida por unas letras oscuras y ácidas que son muy bienvenidas en un momento de cierto adocenamiento musical como el que se vivía a mediados de los 90's. La puesta de largo de Mangum como Neutral Milk Hotel deja ya entrever por donde van a ir las cosas en su segundo (y último) trabajo; los originales arreglos, los cambios de ritmo, el fuzz y la melodía, las trompetas y los instrumentos más rebuscados hacen acto de presencia en "On Avery Island", dotando al conjunto de una enorme fuerza expresiva y sonora y de una llamativa frescura, fruto de una combinación de rabia y melancolía, de tristeza y energía juvenil, de pasajes oscuros y de soleadas melodías, todo ello aderezado con la irrepetible voz de Jeff Mangum. Durante el transcurso de una entrevista con motivo de la presentación de "On Avery Island", Mangum reconoce estar cansado de ir dando tumbos por la vida, es consciente de que siendo muy joven eligió un camino muy complicado que le llevó a rozar una vida más propia de un vagabundo que de un muchacho de su edad. Afortunadamente todo acabó bien, en parte por la ayuda de sus amigos y, desde luego, por su innegable talento, es por eso que ahora que acaba de estabilizarse con el lanzamiento de su primer LP aprecia sobremanera esa tranquilidad y necesita la quietud de un hogar para seguir componiendo y trabajando, un hogar que no ha tenido en los últimos diez años. Bajo esa premisa de estabilidad Mangum se sumerge en la composición de su segundo LP, un trabajo que verá la luz en 1998 bajo el título de "In The Aeroplane Over the Sea".

Entre julio y septiembre de 1997 Jeff Mangum se reúne con su amigo Robert Schneider y una serie de músicos y amigos para grabar el segundo largo de Neutral Milk Hotel, a partir de entonces ya nada será igual. Mangum estará acompañado por Jeremy Barnes, que estará al frente de la percusión y del órgano, Scott Spillane, que se encargará de los metales, y de Julian Koster, que tocará el banjo, el acordeón, el serrucho, y otros ingenios musicales; ésta será la formación más estable que tuvo la banda, los culpables de un disco memorable. Schneider se encargará de nuevo de la producción, de hecho la mayor parte del LP está grabada en Pet Sounds, el estudio de Schneider en Denver. Se puede hablar de "In The Aeroplane Over The Sea" como de un disco conceptual, puesto que se inspira en la vida y destino de Anna Frank, el propio Mangum reconoció que muchas de las canciones del disco se basan en una serie de sueños recurrentes que tuvo, y en los que una familia judía de la Segunda Guerra Mundial era la protagonista. La crítica no tardaría en rendirse a los pies de Jeff Mangum, todo el mundo hablaba maravillas de su capacidad para inventar arreglos imposibles y tremendamente originales, al mismo tiempo que alababan su vehemencia a la hora de interpretar, su lirismo y su peculiar registro vocal. Todo el mundo intentaba definir el estilo de Neutral Milk Hotel, ellos mismos bromeaban al respecto calificándose como una banda de fuzz-folk, sea como fuere el segundo largo de Mangum y los suyos fue capaz de vender 200.000 copias, una cifra importantísima para una banda independiente, y una verdadera barbaridad tal y como están las cosas hoy en día. Pero ¿qué hace de "In The Aeroplane Over The sea" un disco tan especial? Probablemente su carácter único, es uno de esos discos que tienen un halo irrepetible, una de esas grabaciones que parece haber captado a un grupo de amigos haciendo lo que verdaderamente les gusta y en pleno estado de gracia. Sin duda, también le confiere un encanto especial el aura misteriosa que rodea a la banda y, sobre todo, al propio Mangum, ya que después de este disco no volvería a encerrarse en un estudio; pero ésa es otra historia. En "In The Aeroplane Over The Sea" Jeff Mangum demuestra haber madurado todas las ideas que asomaban tímidamente en "On Avery Island", ahora tiene más claro cuál es el ritmo compositivo, cómo se enlazan las canciones, incluso su manera de interpretar es más dramática, dotando de más intensidad al conjunto. El album se abre con un tema un tanto tramposo, y digo esto porque escuchando "The King of Carrot Flowers Pt.1" uno es incapaz de predecir lo que se le avecina, y no porque sea una mala canción, ni muchísimo menos, sino porque recoge el lado más melódico y pop de la banda, se trata de un bonito tema de aires folk que muestra, probablemente, al Mangum más contenido de todo el disco. Después de la primera parte viene la segunda, y la tercera, de modo que el segundo corte del disco se titula "King of Carrot Flowers Pt. 2-3", que comienza con un desconcertante "I Love You Jesus Christ" sobre un fondo instrumental hipnótico que se rompe en torno al minuto con una guitarra eléctrica y con la entrada de la batería, metales y un apabullante bajo con fuzz, entre otros instrumentos; nos acaban de romper la cintura y sólo llevamos dos canciones. Tras el exceso instrumental y sonoro del segundo corte, Mangum decide darnos un respiro con, según mi humilde mi opinión, el tema más bonito del disco, la canción que da título al LP, "In The Aeroplane Over The Sea", con una guitarra acústica preciosa y un Mangum iluminado, haciendo gala de una voz única, que se mueve entre el éxtasis y la angustia, todo ello se adereza con un serrucho musical, que funciona como un theremin casero y una trompeta; impagable. El cuarto tema del disco se titula "Two-Headed Boy" y continúa con el aire acústico del anterior corte, pero en este caso lo hace para secundar a un Mangum desatado que pasa de un registro más calmado y grave a otro más agudo y dramático, todo ello envuelto en una letra críptica y sin ningún otro aderezo; sin duda uno de los momentos más brillantes del disco.

Los estertores finales de "Two-Headed Boy" enlazan con "The Fool", el quinto tema que tiene un atractivo aire de fanfarria fúnebre, influencia, tal vez, de la curiosidad que despierta en Mangum el folklore búlgaro, se trata de una maravillosa transición para llegar a "Holland 1945", otra canción trampa. En "Holland 1945" reaparece el bajo con fuzz, se trata de un tema de estructura pop, convencional, probablemente el tema más alegre del disco, de no ser por su letra: "The Only girl i've ever loved was born with roses in her eyes but then they buried her alive, one evening 1945"; ésta parece ser una de esas composiciones inspiradas en los sueños de Mangum con la familia Frank, o al menos eso podemos deducir de la letra. Se trata de una magnífica canción que consigue un perfecto equilibrio entre los momentos más acústicos y los eléctricos, entre los pasajes más dramáticos y los más reposados, y entre el Mangum más vehemente y el más místico. El séptimo tema del disco es "Comunist Daughter", personalmente el principio me recuerda a los temas más accesibles de Mercury Rev, con una trompeta fantástica, que aporta a la canción lo justo y en el momento exacto. Pero la letra es marca de la casa y en este caso nos descoloca con unas extrañas connotaciones sexuales, una joyita de apenas dos minutos. Le sigue "Oh, Comely", una nueva aproximación folkie que elude todo convencionalismo para acabar convertida en una canción de más de ocho minutos que se mueve entre lo oscuro y lo místico, y en la que la sencilla instrumentación (únicamente una guitarra acústica) contrasta con la compleja estructura vocal y con una letra tenebrosa y enrevesada. En el tramo final aparecen de nuevo unos sedosos metales arropando la voz de Mangum, completando un cambio de registro que llevará la canción al clímax interpretativo. "Ghost" es uno de los grandes momentos de "In The Aeroplane Over The Sea", un tema repleto de épica en el que la banda se despliega en todo su esplendor: electricidad, fuzz, metales, teclados, una batería grandiosa, una verdadera orgía sonora, auténtica psicodelia de final de siglo. El ritmo de la canción va in crescendo y la voz de Mangum no pierde el pulso, haciendo gala de unos agudos fantasticos. A continuación nos encontramos con "The Penny Arcade in California", el décimo corte del disco, un instrumental que enlaza perfectamente con su antecesor y que se sumerge en una atmósfera folk con gaita de por medio, para finalmente desembocar en la última canción de "In The Aeroplane Over The Sea", "Two-Headed Boy, Pt.2", un tema acústico que retoma el halo de "Two-Headed Boy" pero con una interpretación más comedida; la manera perfecta de devolvernos a nuestra casa sanos y salvos después de un viaje desconcertante, hipnótico y apasionante.

Tras el éxito de "In The Aeroplane Over The Sea" el misterio que pende permanentemente sobre la figura de Jeff Mangum se acrecenta. Es de suponer que una personalidad como la de Mangum no busca el éxito, y mucho menos el éxito rápido y efervescente que en ocasiones brinda el turbio mercado discográfico, a pesar de todo, se encontró de frente con él, sin poder esquivarlo. Después de un año girando, presentando su segundo LP, la banda decide tomarse un respiro, llegando a cancelar algunos shows, entre ellos una oferta para acompañar a R.E.M. Durante este período de tiempo, algunos miembros de la banda colaboran en sus otros proyectos y Mangum ofrece, de manera ocasional, algún concierto en pequeños locales y para una audiencia compuesta casi exclusivamente por amigos. Cuando los medios le interrogan acerca de su descanso, y sobre todo de su material y de si está preparando algún disco nuevo, él simplemente contesta: "No lo sé, sería genial, pero a veces tengo serias dudas". Se habló acerca de un disco de rarezas que vería la luz en Orange Twin Records, finalmente el propio sello desechó la idea y lo comunicó, tras años de rumores, en 2005. Desde que en 1998 "In The Aeroplane Over The Sea" viera la luz, sólo ha habido reediciones de los trabajos de Neutral Milk Hotel y, como única novedad, un disco que recoge un concierto de Jeff Mangum en una cafetería de Athens, Georgia. Con la llegada del nuevo milenio podemos dar a Neutral Milk Hotel por disuelto, Mangum colaborará en trabajos de varios de sus amigos y de manera muy esporádica ofrecerá algún concierto, o más bien un pequeño set de canciones, poco más. En 2005 "In The Aeroplane Over The Sea" es reeditado por Domino Records en el Reino Unido, esto supondrá un redescubrimiento para las nuevas generaciones y una nueva puesta en valor de este importante trabajo. Los popes de la nueva música alternativa y las bandas más cool del momento reconocen la influencia de Neutral Milk Hotel en su música, será el caso de Arcade Fire o de Franz Ferdinand. Desde entonces hasta ahora poco más, Mangum ha aparecido en algún concierto de amigos suyos, ha probado suerte vendiendo sus propios dibujos, o guitarras decoradas por él mismo al precio de 900 dólares, y su aparición más destacada tuvo motivo con lugar de un acto benéfico a favor de su amigo Chris Knox. Jeff Mangum no parece interesado en encerrarse en un estudio a cocinar un nuevo disco, es probable que tenga nuevas canciones, seguro que las tiene, y casi seguro que son buenas, pero eso ya lo hizo una vez y el resultado fue irrepetible. Para muchos "In The Aeroplane Over The Sea" es el mejor trabajo de Mangum, para otros ha supuesto su sepultura profesional, el interfecto, de momento, sigue sin pronunciarse, como un genio humilde que no da importancia a su trabajo, como alguien fiel a sus principios que no se casa con nadie y que elude la pompa y los oropeles por los que tantos otros suspiran.

Bueno, creo que esta vez he batido mi propio record, no puedo creer que hayáis leído todo esto, si es así, espero que no os haya aburrido. Ahora os dejo, como es costumbre, unos enlaces y unos videos. Neutral Milk Hotel no tiene página web oficial ni Myspace, como tampoco lo tiene Jeff Mangum como músico, de modo que os dejo los enlaces a un par de páginas creadas por fans que son bastante completas, echadles un vistazo porque merece la pena, sobre todo por las letras y por la discografía recopilada. También he añadido un enlace a la entrada que tiene la banda en Wikipedia, que está muy trabajada y tiene mucha información. He querido recoger una entrevista aparecida en Pitchfork y realizada a Mangum en 1997 poco antes del lanzamiento de "In The Aeroplane Over The Sea", y por último os dejo un curioso enlace a Google books, donde encontraréis un libro escrito por Kim Cooper y que se titula precisamente "In The Aeroplane Over The Sea", una obra en la que se profundiza en la figura de Jeff Mangum, sus orígenes, su eclosión y su trascendencia, así como en la historia de Elephant 6 y del resto de los integrantes de la banda y del colectivo. Y en esta ocasión, para completar este post de Guinness, os dejo tres videos. En primer lugar quiero deciros que no he encontrado un sólo videoclip oficial de Neutral Milk Hotel, conociendo la ideosincrasia de Mangum dudo que lo tenga, pero si alguien lo conoce y lo encuentra que hable ahora o que calle para siempre. De modo que me he decantado por tres actuaciones en directo; la primera muestra a Mangum solo en el escenario interpretando "Two Headed Boy", se trata de un concierto en The Knitting Factory, New York, el 7 de marzo de 1998, en plena presentación de su segundo LP. El segundo video pertenece al mismo concierto que el anterior y muestra en este caso a la banda completa interpretando "Ghost", y por último, el tercer video recoge una actuación de la banda en Athens, Georgia, en el 40 Watt Club, el 14 de octubre de 1997, justo después de haber terminado la grabación de "In The Aeroplane Over The Sea", y en el que precisamente Mangum aparece interpretando la canción que da título al disco. Y ahora ya sí, os dejo disfrutar de este fantástico disco, espero que os guste.




NEUTRALMILKHOTEL.ORG

NEUTRALMILKHOTEL.NET

NEUTRAL MILK HOTEL EN WIKIPEDIA



ENTREVISTA A JEFF MANGUM EN PITCHFORK

NEUTRAL MILK HOTEL EN GOOGLEBOOKS





NEUTRAL MILK HOTEL- IN THE AEROPLANE OVER THE SEA

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo añadiría una quinta categoría:los discos que a la primera escucha ya te atrapan y te emocionan y nunca pierden intensidad...(que son los menos!)Es lo que me va a pasar con este disco,lo estoy escuchando en spotify (tambien está el anterior)y estoy sobrecogida escuchando esta maravilla!GRACIAAAAAS! me encanta la voz,la intensidad del disco,los arreglos... Inspirado en la vida de Anna Frank? tremendo...
Saludos
Mr.Bojangles

Chals Roig dijo...

Que currada de post, he hecho caso al anónimo, y lo estoy escuchando en Spotify, de momento bien. Tienes razón, creo que los disco para degustar a largo plazo son los más satisfactorios, nos hace falta a veces bajar el ritmo y dedicarle más tiempo a los grupos. Estoy escuchando el primer tema de este disco y a medida que avanza estoy flipando, tiene muchos matices en un solo tema.
Un saludo

binguero dijo...

Mr. Bojangles, Chals Roig, gracias por vuestros comentarios y, como siempre, por vuestra admirable fidelidad, sobre todo a la hora de dejar unas palabras, que siempre es complicado, lo cual hace que se aprecien sobremanera. Mr. Bojangles, está bien esa quinta categoría por la que tú apuestas, pero, como bien indicas, son escasos los discos que te engatusan desde la primera escucha y que, no sólo no te sueltan nunca más, sino que además van creciendo con el tiempo; a mí no obstante se me ocurre uno: "Rock'n'Roll with The Modern Lovers", seguramente habrá más. Me alegra que te guste Neutral Milk Hotel, ya verás como a medida que los vas descubriendo encuentras más y más matices.

Chals Roig, la verdad es que me maravilla que la gente llegue hasta el final de mis entradas, reconozco que me enrollo mucho y me dejo llevar, en fin, supongo que no sé escribir de otra manera, de modo que no puedo dejar de daros las gracias por leeros absolutamente todo; sois unos héroes. Ciertamente hay que bajar el ritmo, como dices, para disfrutar de los discos. Yo siento que antes, cuando apenas tenía un chavo para comprar discos y cuando no existía este infierno llamado internet, saboreaba mucho más los discos, los escuchaba muchas más veces, les sacaba más partido, me sabía el orden de las canciones, los títulos, las letras... Ahora, muchas veces me cuesta recordar quién toca un tema determinado o en qué disco aparece tal canción, o cuál es el título de ese estribillo que llevo una semana tarareando; siento como si el voraz consumismo en el que vivimos inmersos también hubiera llegado a la música, y me da mucha pena, lo cual me hace sentir nostalgia de esos tiempos en los que un disco podía lllegar a rayarse de tantas y tantas reproducciones como solían aguantar. En fin, por otro lado hemos ganado mucho en difusión musical, los grandes beneficiados son los grupos, y tenemos acceso a prácticamente cualquier disco que se nos ocurra, mientras que antes teníamos que esperar meses, o incluso años, para dar con un disco determinado. Bueno, no me enrollo más, que cojo carrete y ya no paro. Un saludo a los dos y GRACIAS por todo.

Anónimo dijo...

Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!Gracias!

Anónimo dijo...

Hola Binguero!

Este disco es una auténtica pasada!!!!! Lo he escuchado varias veces y la verdad es que a mí me ha enganchado desde el principio. Me ha encantado comprobar lo bien que puede sonar el fuzz mezclado con los vientos....también me ha sorprendido encontrar melodías muy parecidas a las de Decemberists (clavada en el caso de "Oh comely"?). No sé si la influencia será para un lado o para el otro, tendré que estudiar cronologías....no obstante el sonido de este disco es único...

Este puente he estado en Barcelona y he visitado fugazmente (siempre hay novias esperando) varias tiendas. Tras varios intentos fallidos logré encontrar el disco y me lo compré. Hacía tiempo que no pagaba tanto por un CD (18 €), pero me he quedado más a gusto que un arbusto...

Muchas gracias, una vez más, por acercarnos a grupos a los que quizá de otra manera no llegaríamos.

Un fuerte abrazo,

Iñaki

Tamy dijo...

Me gustaría saber cómo se relaciona la idea de los sueños sobre Anna Frank y el "I love you Jesus Christ" en The King of Carrot Flowers Pts. 2 & 3
Otra curiosidad es la tapa del disco y a qué responde.
Me encantó el post :)