jueves, 3 de noviembre de 2011

God Help The Girl- God Help The Girl (2009)


Me cuesta entender las filias repentinas que asaltan a la población de este país. Por ejemplo: La Fórmula 1. Recuerdo que cuando iba al instituto tenía un compañero que estaba enganchado a los piques entre Senna y Prost, los domingos, lejos de curar las primeras resacas de su corta existencia, los pasaba madrugando para disfrutar en estado semicataléptico de aquellas carreras de coches que nadie entendía y que no significaban nada en términos de audiencias televisivas. De repente apareció Fernando Alonso en nuestras vidas y medio país se convirtió al credo de los monoplazas, las cadenas de televisión se enzarzaban en una guerra a cuchillo por los derechos del circo del motor, y un deporte que hasta hacía unos años había sido minoritario se revelaba como imprescindible en la vida de los españoles; conozco gente para la que el mundo se paraliza, literalmente, los días que hay carrera. Ejemplo número 2: Los musicales. Un espectáculo que asociábamos con los teatros norteamericanos, que parecen alérgicos a los clásicos y a la dramaturgia de calidad, se planta en España dispuesto a arrasar, eso sí, bajo el peculiar prisma de la idiosincrasia española y su personal visión comercial del espectáculo. Dicha visión distorsionada derivará en engendros como "Hoy no me puedo levantar" ó "40. El musical", que batirán todos los records de asistencia y de permanencia en cartel habidos y por haber. Ahora nos encantan los musicales, cuando hace unos años era impensable que un teatro español dedicase una semana de su programación a este tipo de espectáculos. Y no sólo eso, sino que hemos pervertido una expresión artística respetable, más allá de los gustos personales, convirtiéndola en una paparrucha infumable donde la falsa nostalgia, la moralina y la mediocridad campan a sus anchas; vamos que me diréis vosotros, queridos seguidores, que lo mismo es "Los Miserables" que "Hoy no me puedo levantar"... Pero que no cunda el pánico, hoy desde Rainy Day Music vamos a aportar un soplo de aire fresco, un halo de esperanza al panorama de los musicales actuales, por ello hemos elegido una de las últimas creaciones del gran Stuart Murdoch, "God Help The Girl".

Con guión del propio Murdoch, "God Help TheGirl" es una película donde la música tiene un papel predominante, y con la que el cerebro de Belle & Sebastian debutará como director de cine; su estreno está previsto para el 2012. Stuart Murdoch ha trabajado intermitentemente en este poyecto desde la grabación de "Dear Catastrophe Waitress" en 2004, dando forma a un disco que plasma a la perfección la pasión de Murdoch por los girl groups de los 50's y 60's. En "God Help The Girl" encontramos fundamentalmente voces femeninas, ellas son las que llevan el peso de las canciones, acompañadas de invitados de lujo como el mismísimo Neil Hannon, y con unos omnipresentes y brillantes arreglos de cuerda. Murdoch apuesta por voces desconocidas, cobrando especial protagonismo la cantante irlandesa Catherine Ireton, que interpreta la mayor parte de los temas. El disco suena a los Belle & Sebastian más embrionarios, es cierto, pero dejando una ranurita para que entre un ligero soplo de jazz, de clásica e incluso del sofisticado soul que irrumpe en alguno de los discos de la banda, como el citado "Dear Catastrophe Waitress" o "The Life Pursuit", del cual se incluyen dos canciones. En cuanto a la temática de "God Help The Girl", las canciones giran en torno al personaje de Eve, interpretado,vocalmente hablando, por Catherine Ireton. Eve ha abandonado sus estudios y ha comenzado a trabajar, es una joven con multitud de sueños, pero uno destaca sobre los demás: convertirse en cantante. Las canciones del disco repasan sus avatares, sus relaciones amorosas y sus aventuras de todo tipo, incluso las más problemáticas. No obstante el disco nunca suena dramático ni amargo, más bien hace gala de un humor y de una ironía muy británica que sitúa a Stuart Murdoch entre los mejores compositores salidos de las Islas de todos los tiempos, le pese a quien le pese. Para reafirmar mi sentencia basta con escuchar canciones como la que da título al disco, las armonías vocales de "Pretty Eve in the Tub", la revisión de la enorme "Funny Little Frog", la sobrecogedora intervención de Neil Hannon en "Perfection as a Hipster", o un "Come Monday Night" que recuerda a los Belle & Sebastian que conmovieron al mundo con Isobel Campbell en Enlacesus filas. Sin duda, un disco más que notable con el que reencontrarse con el mejor Stuart Murdoch y con el que descubrir a una magnífica vocalista.

Os dejo unos enlaces por si queréis profundizar en el asunto, en primer lugar el myspace y la web oficial de God Help The Girl, y en segundo lugar un link a Jenesaispop donde se analiza el proyecto de Murdoch; sí, es un poco austero y no tiene nada que ver con el festín de enlaces de entradas anteriores, pero qué le vamos a hacer, los cambios son así... Eso sí, no me olvido de los videos, he seleccionado el clip oficial de "Come Monday Night", una interpretación en directo del tema "God Help The Girl" y un tercer video en el que el propio Murdoch habla acerca del proyecto. Ahora está en vuestras manos, podéis darle una oportunidad al musical de Stuart Murdoch o dejaros engatusar por el talento de los hermanos Cano y los pecualiares musicales made in Spain. Espero que os guste.


GOD HELP THE GIRL



WEB OFICIAL DE GOD HELP THE GIRL

MYSPACE DE GOD HELP THE GIRL



GOD HELP THE GIRL EN JENESAISPOP

3 comentarios:

Chals dijo...

Cuando Murdoch se acerca a la Nico de Sunday Morning me alucina, ese aire sixties pop es un caramelo. Lo estuve escuchando cuando salió una buena temporada, de mis preferidas la revisión de Funny Little Frogg, que ya me gustaba la del Life Pursuit, pero aquí suena más grande. Excelente revisión binguero. Saludos

Savoy Truffle dijo...

Vaya, vaya muy Belle & Sebastian, pop de caramelo que dirían algunos...
Un saludo.

binguero dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios.

Chals, coincidimos en nuestro Murdoch favorito, de hecho durante mucho tiempo renegué de sus otras reencarnaciones, pero con el paso del tiempo también he aprendido a disfrutar de discos como "Fold Your Hands Child, You Walk Like a Peasant" o "The Life Pursuit", trabajos que en un principio me dejaron más que frío. Belle & Sebastian son una banda muy importante para mí, por numerosas razones, muchas de ellas extramusicales, que son la que verdaderamente hacen que un artista cobre relevancia en tu vida. Defenderlos me ha costado más de una discusión, y es que hablar de música sin caer en la vehemencia es taaaaan complicado... Para mí son una banda imprescindible para entender el pop de los últimos 20 años, y quien no vea éso es que está cegato. En cuanto a God Help The Girl, no deja de ser un ejercicio de estilo de Murdoch, que se acerca a una de sus grandes pasiones, los grupos de chicas de los 60's, eso sí, es un trabajo facturado con un gusto exquisito y que refleja el enorme talento de su creador. Gracias por comentar, nunca fallas, compañero. Un fuerte abrazo.

Savoy Truffle, llámalo como quieras, pero a mí me resulta verdaderamente curativo. Es un pop que corre el peligro de resultar excesivamente dulzón si no se sabe facturar debidamente, pero nuestro amigo Murdoch sabe mucho del tema y conoce perfectamente los intríngulis que llevan a componer la canción pop redonda, de hecho él fue capaz, ya no de componer una sola canción pop perfecta, sino todo un disco, se llama "If You're Feeling Sinister" y deberían enseñarlo en todos los colegios, si es que quieren que esta maltrecha humanidad tenga alguna remota poibilidad de salvación. Gracias por tu comentario, un saludo.

Escueta, aunque estimable participación la de esta entrada. Ciertamente esperaba más comentarios pero tal y como está el asunto por otros blogs no me voy a quejar, y menos cuando las palabras vienen de parte de algunos amigos tan queridos en Rainy Day Music como Chals. Gracias, de corazón, por vuestros comentarios, seguid visitando y participando en este humilde blog.