miércoles, 13 de agosto de 2008

Etta James- At Last! (1961)


Hay que tener la cara más dura que el cemento para hacer creer a la gente que los gorgoritos que hacen algunas cantantes de éxito en la actualidad se asemejan, siquiera remotamente, al R&B, al soul, al blues o a cualquiera de los estilos más característicos de la música negra. Hay que tener muy poca cultura musical para intentar vender al personal como artistas representativas de esos estilos a Beyoncé, Duffy, Anastacia, y un largo etcétera de cantantes de las que sólo se puede salvar, y con un aprobado muy justito, a Amy Winehouse. La industria discográfica, consciente de la paupérrima calidad de algunos de sus lanzamientos, ha intentado lavar su imagen recurriendo a sonidos y a estilos que han marcado un hito y que han creado escuela en la historia de la música. De este modo se catalogan en la actualidad grupos de neo-psicodelia, artistas de soul y crooners con una frivolidad pasmosa. La diferencia entre estos supuestos revivals y su fuente de inspiración es muy simple, podremos oir una y mil veces el famoso "Rehab" de la Winehouse en la radio, nos bombardearán en la tele con sus actuaciones, los críticos que lamen la mano que les da de comer calificarán con 5 estrellas a su disco, pero en 5 años todos nos habremos olvidado de ella (eso espero); en cambio basta con escuchar a Etta James cantando "Anything To Say You're Mine" una sola vez para no olvidarla en toda nuestra vida. Es la diferencia existente entre la música que sale del corazón y la que sale de las mentes de algunos productores ávidos de dólares.

Hecha esta declaración de principios y este análisis (personal, que conste) de la impostora música soul y R&B que se nos vende hoy en día, no me queda más que presentar a la artista que hoy nos ocupa, que no es otra que la grandísima Etta James. Jamesetta Hawkins nace el 25 de enero de 1938 en Los Ángeles y desde prácticamente la cuna demuestra un sentido innato para la música, hasta el punto de que muchos expertos la tachan de niña prodigio, lo cierto es que con tan sólo 5 años esta futura leyenda del R&B y del soul (del de verdad, ojo) ya forma parte de un coro de Gospel. En 1950 Jamesetta se traslada a San Francisco donde formará parte de un grupo junto a otras dos adolescentes, dos años más tarde el pionero del R&B Johnny Otis hace una audición al grupo; Otis se convertirá en un figura clave en la vida de Jamesetta, ya que será el responsable del nuevo nombre de esta joven, él le sugirió invertir el orden de su nombre real y separarlo, de este modo Jamesetta se convirtió en Etta James. En contra de la voluntad de su madre, la renovada Etta regresa a Los Angeles para grabar un tema junto a la banda de Otis y el vocalista Richard Berry (no confundir con Chuck Berry, Richard Berry es el responsable del célebre "Louie Louie"), "Roll with me Henry" será uno de sus primeros éxitos, aunque la moral de la época forzó a cambiar el título de la canción por sus supuestas connotaciones sexuales, de este modo la canción se escucharía a través de las ondas hertzianas de todo el país con el título de "The Wallflower"; corría el año 1955.

El trío vocal The Peaches (nombre que aludía a uno de los apodos de Etta), del que formaba parte Etta James, no tardaría en disolverse, aunque ella seguiría en Los Angeles colaborando como solista en algún tema para Modern Records. Será con la llegada de la nueva década cuando comiencen a escribirse las páginas más brillantes en la carrera musical de Etta James, cuando en 1960 se desplace a Chicago para firmar con Argo, subsidiaria de la célebre Chess Records. Etta James se destapa como la gran intérprete que es, perfecciona un estilo personal que había comenzado a moldear desde muy joven y se convierte en una cantante única, capaz del desgarro, del grito, poseedora de una naturalidad pasmosa y tremendamente transgresora para una sociedad como era la de los USA en los 60's. En ocasiones el histrionismo de sus actuaciones en directo era considerado obsceno por las mentalidades más conservadoras de la época, lo cual le acarreó algún que otro problema con las autoridades, que siempre estaban atentas a sus shows. Leonard Chess, "capo" de Chess Records, vio en Etta James a la perfecta intérprete de baladas, que edulcorada con un poquito del pop americano de la época podría dar un gran resultado de ventas, por ello inundó sus primeras grabaciones de violines, buscando ese toque dulce y pícaro al mismo tiempo. Pero la voz de Etta no se podía edulcorar con secciones de cuerda, mostraba un timbre áspero y desgarrado, y su forma dramática de interpretar le acercaba más a su idolatrada Billie Holiday que a las clásicas cantantes de los 60's cuyos temas sonaban en imberbes bailes de graduación. Precisamente de esta primera época en Chess es "At Last!", para muchos su mejor trabajo.

"At Last!" no es sólo un disco de R&B, es un trabajo muy variado en el que Etta James se mueve como pez en el agua por terrenos tan diversos como los standards de jazz, ejemplo de ello son "Stormy Weather" y "A Sunday Kind of Love", o clásicos del blues como el archiconocido "I Just Wanna Make Love To You" de Willie Dixon (¿os imagináis en la España de los 60's a una mujer cantando "Yo sólo quiero hacerte el amor"?). En todos los temas del disco nos encontramos con una intérprete en estado de gracia con una cantante diferente, que pasa cómodamente de registros frágiles y sutiles a otros en los que se exige energía y pasión, una artista completa que consigue dar vida a una de las mejores sesiones de Soul y R&B de la historia de la música. Etta James seguiría vinculada a Chess Records y grabaría éxitos de la talla de "Tell Mama" o la escalofriante "I'd Rather Go Blind", ya hacia el final de su carrera en este sello, en 1975, intentó aproximar su estilo a los sonidos cercanos al rock, que poco a poco condenaban irremisiblemente al olvido a toda una generación de artistas que habían situado la música negra en las cotas más altas de popularidad y de calidad de toda su historia. Llegarían años complicados en lo profesional y en lo personal para Etta James hasta que regresase con un nuevo trabajo en 1988, desde entonces ha grabado varios discos con desiguales resultados, muy alejada de aquella mujer que causó un tremendo impacto en la mojigata América de los años 60's con su voz desgarrada y su provocativa actitud.

La complicada vida de Etta James la cuenta ella misma en el libro "Rage To Survive", en el que describe con todo lujo de detalles sus adicciones, sus problemas personales y sus éxitos. En el año 2001 entró en el Blues Hall of Fame y en 2003 recibió un Premio Grammy en reconocimiento a toda una carrera. Lo último que he oído es que se va a hacer una película (no sé si ya se ha estrenado, la verdad es que el cine actual americano me interesa más bien poco, salvo honrosas excepciones) titulada "Cadillac Records", que narra la historia de Chess Records y en la que Etta James estará interpretada por... sí, acertasteis, Beyoncé Knowles, en fin, más de lo mismo. De regalo os dejo un vídeo que no tiene desperdicio, Etta James interpretando en directo "Something's Got A Hold On Me" en un programa de la tele estadounidense en 1966, no os lo perdáis. Espero que os guste.




ETTA JAMES- AT LAST!

7 comentarios:

Jorge del Parque dijo...

Extraordinario disco de Etta.
Conmovedor de la primera a la última pista.
Muchas gracias.

Linkthebutler dijo...

hola binguero, you are added ;-)
cheers my friend
zille

binguero dijo...

Thank you very much Zille, you're very kind. Cheers and good luck with your new projects.

ignattius dijo...

Ay queridín, ya te puedes imaginar cómo echo de menos nuestras mañanas ramoneando (ojo el verbo) entre los discos de las bibliotecas púbicas de Zaragoza...
Como dos cabras, pero al mismo ritmo... La complicidad, las risas y todo eso...
Disfruto de cada entrada y sugerencia musical de tu blog....
Amigos, nadie más, el resto es selva...
Comparto contigo este soul de verdad: creo que es la banda que suele sufrir a la del lapiz de cejas cleopatrino, no no no...
Ójala no conozcas el video y te pueda sorprender.
Salú, libertá y bingo
http://www.youtube.com/watch?v=8ouI5KcyHfE

binguero dijo...

Querido Ignattius, qué te voy a decir... pues que ya te echaba de menos en este humilde blog; no sabes cuánto me alegra verte por aquí. Yo también recuerdo, con cierta nostalgia, aquellas mañanas en las que ramoneábamos o molineábamos (ojo, broma privada, no intentar descifrar) en aquellas bibliotecas. Todavía no existía el eMule en nuestras vidas, y ni se nos pasaba por la imaginación que algún día podríamos encontrar espacios musicales en internet en los que descubrir nuevos sonidos, alimento para la bestia. La biblioteca era nuestra principal fuente de alimentación. Hoy en día el eMule está herido de muerte y se nos abre todo un universo musical nuevo gracias a los blogs, ya ves, hasta yo he creado el mío, que se vuelve mucho más digno con visitas como la tuya. Gracias por seguir siendo mi cómplice en nuevas aventuras musicales.

Muchas gracias también por el video, no lo conocía, todo un descubrimiento. Por cierto, visitantes y amigos de Rainy Day Music haceos un favor y visitad el blog de Ignattius, Club viajero (lo tenéis linkeado en este blog, pero por si acaso: http://www.clubviajero.com/), vuestro intelecto os lo agradecerá, uno de los mejores blogs que podéis encontrar ahí fuera, sin duda. Gracias Ignattius y Jorge del Parque por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

Uno de los mejores álbumes de una época un tanto desconocida, 1961, antes de la aparición de los Beatles y cuando Elvis ya no era el mismo. Muchas gracias.

Ana López-Rúa dijo...

Impresionante Etta :) sin duda mi cantante favorita. Da escalofríos escucharla cantar, una de las mejores voces del soul.