miércoles, 8 de junio de 2011

Bart Davenport- Game Preserve (2003)


Es sorprendente la manera en que algunos músicos irrumpen en tu vida, cómo se instalan en tu subconsciente de una manera natural, sin promociones ni sobreexposiciones mediáticas, para acabar convirtiéndose en parte de tu existencia. Algo así me ocurrió con Bart Davenport, pero ojo, éste no es un caso aislado, quienes padecemos esta incurable enfermedad que es la adicción a la música pop y al r'n'r, hemos acabado desarrollando una relación tan estrecha con algunos de nuestros ídolos que casi hemos acabado por considerarlos miembros de nuestra propia familia. La primera vez que mi camino se cruza con el de Bart Davenport se debe a una cinta de VHS, entrañable sistema de video doméstico que aquellos que han nacido pasados los 90's apenas recordarán. El Templo del Gato, legendario garito madrileño, editaba un video con algunas de las mejores bandas que habían pisado sus tablas, ahí estaban formaciones como The Pleasure Fuckers, New Bomb Turks, D.O.A., y junto a ellos una banda californiana llamada The Loved Ones. Aquellos chavales le daban al soul y al R&B que daba gusto, y por encima de todo destacaba la voz de su frontman, un flacucho de veintipocos años llamado Bart Davenport, que se desgañitaba y se retorcía en el escenario. Aquel día conocí a Bart Davenport, ya han pasado más de quince años pero nuestra amistad se ha afianzado con el paso del tiempo, convirtiéndose en un fijo de mi tocadiscos, en una apuesta ganadora, en uno de esos amigos que nunca te falla cuando lo necesitas; así son los buenos músicos y así son los buenos discos.

Bart Davenport crece devorando la colección de discos de sus padres, hippies californianos de refinado paladar musical, por lo que no tardará en involucrarse en la escena musical de San Francisco. Primero junto a The Loved Ones, junto a quienes editará dos LP's, más tarde junto a The Kinetics, y por último en solitario, aunque sin renunciar a diversas aventuras, como es el caso de Honeycut o los más recientes Incarnations. "Game Preserve" es el segundo LP en solitario de Davenport y, hasta el momento, su trabajo más brillante. En él está acompañado de músicos de bandas amigas como Call and Response, Cake, Subtle, Dave Gleason's Wasted Days, y sobre todo de The Moore Brothers, responsables de algunos de los mejores momentos vocales del album. La producción, totalmente analógica y sin ningún tipo de exceso, correrá a cargo de Jon Erickson. Si por algo me gusta Bart Davenport es por su versatilidad, porque es un músico capaz de sorprender en cada disco y de no aburrir nunca, buena muestra de ello es "Game Preserve". Este es un trabajo en el que se dan cita todas las influencias del californiano, desde la bossa nova ("Swetest Game") hasta el soul ("Euphoria or Everyone on Earth is so Beautiful, Even You"), pasando por sonidos cercanos al pop independiente ("Summer in her Hair"), sin olvidar el soft rock ("Bar-Code Trees") de calidad que tanto reivindica Davenport en todos y cada uno de sus discos. Todos ellos son los ingredientes con los que nuestro entrañable trovador fabrica un disco de una calidad soberbia, un album que se vuelve enorme con cada escucha, una colección de canciones en la que, es cierto, asoma la sombra de alguno de los grandes, pero qué demonios, mi colega Bart ya es, por derecho propio, uno de los grandes.

Vamos poniendo el punto y final a esta entrada, que casi sin darnos cuenta estamos volviendo a las andadas y esto se está alargando. Si alguien quiere un poco más de información, os dejo unos enlaces, y como traca de fin de fiesta un video ¿alguien da más por menos? Ojalá este post sirva para que muchos de vosotros descubráis a este músico elegante y talentoso, que estoy convencido de que pasará a formar parte de vuestras vidas; otros seguro que os reencontraréis con un fiel amigo y os tomaréis unas cervezas mientras recordáis los viejos tiempos. Espero que os guste.

BART DAVENPORT- GAME PRESERVE




PÁGINA WEB OFICIAL DE BART DAVENPORT

MYSPACE DE BART DAVENPORT

CRÍTICA DE GAME PRESERVE EN EL OJO CRÍTICO

ENTREVISTA A BART DAVENPORT EN BUSCAMUSICA (2008)

ENTREVISTA A BART DAVENPORT EN MONDO SONORO (2009)

4 comentarios:

Mrs Jones dijo...

¡Qué alegría una entrada sobre Bart Davenport! :) Yo estuve en ese concierto del vídeo (y en otros, vaya) y fue fantástico, grabamos también esto: http://vimeo.com/23804839

Además hace un mes o así le hice una entrevista y es efectivamente un tipo entrañable :) Puedes leerla también: (está en gallego, pero se entiende!) http://www.disquecool.com/2011/05/02/bart-davenport-%E2%80%9Cos-conservadores-roubaronnos-o-punk%E2%80%9D/

A ver si un día de estos pongo una de sus versiones en el blog, pero claro, al conocerlo quiero hacer las cosas bien y se lo pregunté y dijo que hablará con la discográfica y para mí que se ha olvidado... tendré que mandarle un recordatorio ;)

Chals dijo...

La múscia de Bart Davenport es un dulce a la puerta de un colegio. Me sigue gustando su primer disco sobre toda su discografía, que no quiere decir que baje el listón. La canción Chimes es impresionante, me encanta. De Game Preserve sólo me chirría la versión de My Name is Woody, la que fuera banda sonora de la serie americana de los 60, es resto chapó. Pero sí, coincido contigo, este chaval se zampó todos los discos de sus padres, y además tuvo una muy buena digestión. Ta,mbién me gusta mucho a parte de su música el buen rollo que desprende en sus directos.
POP en mayúsculas, soleado y adictivo. Muy buena la recomendación, hoy desenpolvaré la cajetilla y morderé de su galleta.
Saludos y un placer leer de nuevo uno de mis referentes. referente a la encuesta, me parece bien, aunque no me importaba pasar un buen rato zambullido en aquellos post antológicos, (hombre! de vez en cuando alguno puede caer... ¿no?)

binguero dijo...

Muchísimas gracias por vuestros comentarios. Mrs. Jones, que alegría verla a usted por aquí, y qué de sorpresas me cuenta... Es una casualidad que hayas estado en el concierto que he seleccionado como video para acompañar esta entrada; la verdad es que sólo un músico como Bart Davenport se prestaría a dar un concierto en la calle con el aroma del pulpo y con el tintineo de las cañas de fondo, qué grande. Como buen mitómano, envidio la suerte que has tenido al compartir conversación con Bart Davenport quien, como ya intuía, se desvela como un tipo encantador a tenor de lo leído en tu entrevista. Gracias por los enlaces, los cuales recomiendo a todos los visitantes de Rainy Day Music, y de paso aprovecho también para recomendar tu interesante blog, Torre de Canciones: http://www.torredecanciones.com/ Un abrazo. Txals, a mí también me gusta mucho "Chimes", y "Sweetest Game", y "Sad Machine", y "Clara", y "A Young One Like You", y tantas y tantas canciones de Bart Davenport que no sabría quedarme con sólo una. También coincido contigo en que se trata de un músico que te atrapa con sus directos, una vez que lo ves sobre un escenario sientes la necesidad de escuchar más y más, fruto de la energía y honestidad que transmite en sus conciertos. En cuanto a la encuesta, la verdad es que, a pesar de la paupérrima participación (sólo 15 votos hasta la fecha), los resultados están siendo sorprendentes, casi el 50% de los asiduos aseguran que echarán de menos mis tochos; creo que no saben lo que dicen. En el fondo yo también los echo de menos, no en vano enseguida se me va la mano y me junto con cuatro o cinco párrafos, pero de momento no puedo volver a escribir y documentar tanto; vamos a probar esta nueva versión más dinámica del blog y, depende de los resultados, quién sabe, a lo mejor acaba regresando el tochismo ilustrado. Como siempre, un lujo tenerte entre los fieles de esta bitácora. Un fuerte abrazo, compañero.

Una vez más me sorprende los pocos comentarios referentes a esta entrada, ojalá os vayáis animando y poco a poco aumente la participación, creo que discos como éste lo merecen. Siempre sois bienvenidos a ésta, vuestra casa, un abrazo a todos.

ArturoBoy dijo...

Wow me ha encantado este disco y creo que comenzaré a buscar más de éste, para mí, nuevo artista. Desde ahora sé que difícilmente encontraré sus discos aquí en México, ya veremos, gracias por el blog.