miércoles, 1 de junio de 2011

The Low Anthem- Smart Flesh (2011)


Quiero dedicar la entrada de hoy, con la que como sabéis inicio una nueva etapa en el blog, a un fiel seguidor de esta bitácora; va por ti Txals. Y quiero dedicársela a él porque fue quien me descubrió este disco en su recomendabilísimo blog Route Americana, un ejemplo más de la labor divulgadora que se hace a través de estas plataformas que algunos se empeñan en demonizar, como si de delincuentes comunes se tratase. The Low Anthem son una banda oriunda de Providence, una formación que con cuatro discos en el mercado se ha convertido en una de las propuestas más personales e interesantes del rock de raíces y del nuevo panorama folk estadounidense, lo que se ha dado en llamar Americana. La banda se formó en 2006, con Ben Knox Miller y Jeff Prystowsky como cerebros principales, dos tipos de formación clásica, algo evidente en los peculiares arreglos de los que harán gala en sus discos, un año más tarde se unirá al proyecto Jocie Adams. Es entonces cuando The Low Anthem comienza a utilizar todo tipo de instrumentos en sus grabaciones, desde los más curiosos e insignificantes utensilios de percusión hasta viejos órganos que datan de la I Guerra Mundial, un hecho que les diferenciará de sus compañeros de generación, tan apegados a la estructura y al repertorio instrumental básico de una banda de rock. Tras dos trabajos autoeditados que les servirían para darse a conocer, The Low Anthem darán la campanada con un soberbio album titulado "Oh My God, Charlie Darwin", un disco que sería reeditado en 2009 por Nonesuch, lo que abriría las puertas de un mercado más amplio a la formación de Providence. Tras las excelentes críticas obtenidas con su tercer LP, la banda se encerrará durante tres meses a grabar su siguiente trabajo: "Smart Flesh"; para ello contará con el multiinstrumentista Mat Davidson, que se suma a la formación.

"Smart Flesh" se graba en una fábrica abandonada, que antiguamente se dedicaba a elaborar salsas para pasta, allí se recluye la banda en un acto de aislamiento, en un ejercicio catártico. La vieja fábrica se convierte en un elemento más del disco, aportando su peculiar sonoridad y sobre todo contribuyendo con sus silencios, breves instantes de quietud que hacen de "Smart Flesh" un disco conmovedoramente bello. Por lo demás, ecos de gospel, folk, country, y escuetas pinceladas de electricidad dotan al cuarto disco de The Low Anthem de una fuerte personalidad, que encuentra en el silencio su mejor baza, un silencio con el que ya han experimentado los grandes, desde Erik Satie hasta Miles Davis. Para quienes deseen pasar más tiempo pegados a la pantalla del ordenador he seleccionado unos cuantos enlaces; junto al consabido myspace y la web oficial de la banda, encontraréis vídeos (Blogothèque, Hauskonzerte y The Alternate Side) y una sesión de audio (Daytrotter Sessions), además de un especial dedicado a la banda en Nosoloindie y, por supuesto, la fantástica entrada consagrada a The Low Anthem en Route Americana. ¡Ah, y de postre un vídeo! Espero que os guste.


THE LOW ANTHEM- SMART FLESH


WEB OFICIAL DE THE LOW ANTHEM

MYSPACE DE THE LOW ANTHEM

THE LOW ANTHEM EN NOSOLOINDIE

THE LOW ANTHEM EN ROUTE AMERICANA

THE LOW ANTHEM EN LA BLOGOTHEQUE

THE LOW ANTHEM EN HAUSKONZERTE

THE LOW ANTHEM EN THE ALTERNATE SIDE

THE LOW ANTHEM EN DAYTROTTER SESSIONS

4 comentarios:

Chals dijo...

Gracias compañero, un honor. Me quedo con esa magnífica sesión en Daytrotter sessions. Estos chavales son muy buenos. Y tienes razón, el mismo silencio que utilizaba Miles Davis... interesante reflexión. Saludos y un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

a great band. please support them and go to the concerts/buy the records.

binguero dijo...

Hola a todos y muchísimas gracias por vuestra colaboración. Parece que empezamos flojos con el tema de los comentarios en esta nueva singladura, habrá que tener paciencia, a ver si se os quita la vergüenza y empezáis a escribir. Mientras tanto, no puedo sino estar agradecido a quienes se toman la molestia de dejar unas palabras en esta humilde bitácora.

Txals, amigo, usted nunca me falla. Me alegra que te haya gustado la entrada, la verdad es que me siento un poco raro intentando reprimir mis ganas de explayarme, pero creo que es mejor así, todo es más fácil y más dinámico; aunque reconozco que me habría encantado hacer una entrada interminable sobre estos muchachos se lo merecen. En cuanto al silencio de Miles Davis, qué se puede decir de él, sólo cabe disfrutarlo, como ocurre con el disco de The Low Anthem, salvando las diferencias. Gracias a ti por descubrirme esta golosina. Un fuerte abrazo, compañero. Anonymous, thanks for your comment, please sign up the next time, it would be great to know your identity, even the false one. Of course we support this (and everyone else in the blog) band, maybe i'm a dreamer, or a stupid, but i wish and i hope that the visitors of Rainy Day Music buy the most part of the records we post here. We want to contribute to help the artists, we don't want to destroy the music industry, and, sure, we ask our visitors: please buy the records! Thank you very much for your words.

Espero volver a veros por Rainy Day Music, seguro que así será, ya sabéis que estáis en vuestra casa. Un abrazo.

El rey lagarto dijo...

Dios que maravilla de cancion, no sabia que habian sacado este disco, ya me lo estoy bajando.

Saludos Binguero.