jueves, 25 de septiembre de 2008

Lester Young with The Oscar Peterson Trio (1952)


Hay muchas razones que convierten al jazz en la música más interesante y rompedora del siglo XX, y hay pequeños detalles que hacen que su sonido goce de una frescura crónica de la que muchos estilos musicales carecen. El jazz suena atemporal, y además fue capaz en su momento de unir en un mismo estudio de grabación el talento de genios de la talla como los que se asoman hoy aquí en este post de Rainy Day Music. Lester Young es una auténtica leyenda del jazz, un gigante del saxo tenor que supo distanciarse de la influencia ejercida por Coleman Hawkins, creando un estilo propio que le convertiría en referente para muchos saxofonistas en los 50's y los 60's. Oscar Peterson es uno de los mejores pianistas del siglo XX, su destreza, su rapidez y su técnica le confirieron un carácter único, lo que no le impedía hacer gala de una enorme versatilidad a la hora de atacar diferentes estilos. Los dos maestros aunarían sus fuerzas en el año 1952 para grabar dos discos, "Lester Young with The Oscar Peterson Trio" y "The President plays with The Oscar Peterson Trio", ambos están reunidos en este CD editado en 1997.

Lester Young fue conocido en los ambientes jazzísticos como "The President" (también "Pres"), apodo acuñado por la mismísima Billie Holiday. Era un hombre tranquilo y reservado, capaz de interpretar la más emotiva balada pero también dispuesto a enfrentarse a ritmos frenéticos y festivos, como quedó patente en las grabaciones que hizo con la banda de Count Basie. Aunque pasó sus primeros días en New Orleans, podemos decir que Lester Young vivió en Minneapolis, donde tocó en una banda familar durante los locos años 20's, estudió violín, trompeta y percusión, y comenzó a tocar el saxo alto a la edad de 13 años. No tardaría en aproximarse al que será su instrumento, el saxo tenor, será en 1927, cuando se niega a realizar una gira por el convulso sur de los Estados Unidos, lo que le lleva a enrolarse en otra banda, los Art Bronson's Bostonians. A partir de entonces, podemos decir que el joven Lester funciona como un "freelance" que ofrece sus servicios a numerosos músicos y orquestas, poniendo a su disposición su mágico saxo. En 1934 tiene lugar su primer encuentro con otro grande del jazz, Count Basie, junto a él realizaría una serie de grabaciones míticas, sobre todo aquellas en las que acompañan a dos gigantes, Billie Holiday y Teddy Wilson. Lester Young y Count Basie formarán un matrimonio único, que se separa, se vuelve a reunir, se complementa, se necesita; durante las décadas de los 30's y los 40's desarrollan un repertorio único, es entonces cuando aflora el personal estilo de este saxo tenor, que estaba llamado a revolucionar el, por entonces emergente, mundo del jazz.

Corre el año 1943 y la vida de Lester Young está a punto de cambiar para siempre, el músico es llamado a filas para defender a su país en el enfrentamiento más cruel de la reciente historia de la Humanidad, la II Guerra Mundial. La violencia, el comportamiento irracional de los seres humanos, el odio y el racismo del que fue víctima el propio Lester Young, se marcarán para siempre a fuego en su memoria y en su alma, este gigante del saxo tenor ya no volverá a ser el mismo, y en lo sucesivo su vida cabalgará entre la depresión más profunda y el alcoholismo. A su regreso de la guerra se enfrentará al duro reto de reincorporarse a una sociedad que desconoce la dimensión de aquella tragedia, que prefiere festejar la victoria con grandes fastos, que alardea del "american way of life", que ignora la cruda realidad de un conflicto que se ha desarrollado a miles de kilómetros de sus hogares, que obvia la existencia de todo aquello que Lester Young es incapaz de olvidar. A pesar de ello, Lester engrasa su maquinaria y enseguida le llueven encargos y ofertas, muchas de ellas de la mano de Norman Granz. Para muchos críticos, el saxo de Lester ya no volverá a sonar del mismo modo que lo hacía antes de ser reclutado, ésa será la idea más extendida durante el final de los 40's y los primeros 50's; como suele ocurrir, una vez desaparecido Lester y analizada su producción hasta la saciedad, los expertos se han dado cuenta de que precisamente en estos años es cuando el mítico saxo tenor construye un monumento a la sensibilidad, a la emoción. Lester Young construye un muro que le separa del mundo exterior, ese mundo que no conoce ni comprende el sufrimiento que acompaña al músico desde que regresó de la guerra, Lester crea su propia realidad, su vocabulario personal compuesto por notas de un color único, un estilo a medio camino entre el bebop (sin caer en la profunda intelectualidad de la que hacen gala algunos intérpretes de este estilo) y el cool (sin rozar siquiera la frivolidad de algunos músicos de la época). A pesar de ello, el muro levantado por Lester Young resultaba frágil, y se rompía con gran facilidad, fruto, sobre todo, de su feroz adicción al alcohol. Lester se lamentaba de que los músicos blancos que le imitaban cobraban más dinero que él y gozaban de mayor reconocimiento, la frustración y la impotencia le llevaban a ingerir enormes cantidades de alcohol, su enfermedad se agudizaba conforme transcurría el tiempo, hasta que finalmente decidió dejar de comer, las consecuencias eran más que predecibles. Finalmente "Pres" falleció el 15 de marzo de 1959 en Nueva York, hoy en día se le reconoce como uno de los saxos tenores más influyentes de la historia del jazz, formando una santísima trinidad en compañía de Coleman Hawkins y John Coltrane.

Si Lester Young es considerado uno de los mejores saxofonistas de todos los tiempos, a Oscar Peterson se le venera como uno de los mejores pianistas. Este monstruo canadiense es un ejemplo de precocidad, comenzó a recibir clases de piano a los 6 años, y a los 14 ya había ganado un premio para jóvenes talentos; no tardó en demostrar la clase y los sonidos que era capaz de extraer a un teclado. Su primera experiencia en una banda tuvo lugar con la Johnny Holmes' Orchestra, siendo todavía un adolescente. Con tan sólo 20 años firma un contrato con Victor, entre 1945 y 1949 grabará 32 selecciones para este sello, en las cuales muestra una cierta querencia por el boggie-woogie y por el estilo y el swing Teddy Wilson y Nat King Cole. Un año más tarde Norman Granz descubre a Oscar Peterson y lo presenta como invitado sorpresa en el concierto Jazz at the Philharmonic; con apenas 25 años había llegado donde muchos ni siquiera eran capaces de imaginar, había tocado el cielo con la yema de los dedos.

En 1952 Oscar Peterson forma un trío junto al guitarrista Barney Kessel y el contrabajista Ray Brown, será una formación muy efímera, ya que tan sólo una año más tarde Kessel abandona el trío, según declarará cansado de tanta carretera, y será reemplazado por Herb Ellis. A pesar de la fugaz existencia de la primera formación de este trío, serán capaces de realizar algunas grabaciones memorables, entre las que destaca el maridaje del Trío de Oscar Peterson con el saxo tenor de Lester Young, es aquí donde se cruzan los caminos de nuestros invitados de hoy. Entre 1953 y 1958, el Trío de Oscar Peterson se convierte en uno de los mejores combos de la escena del jazz mundial, sus interpretaciones son complejas y algunos críticos le reprocharán al pianista canadiense el uso de demasiadas notas, "donde cualquier pianista utiliza 10 notas, Oscar Peterson utiliza 100" escribirán algunos. A pesar de ello, son años de gloria, hasta que en 1958 Herb Ellis abandona el Trío, el vacío que deja es tal que Oscar Peterson sentencia que ningún guitarrista será capaz de llenarlo, por ello para completar el Trío, contrata a un batería en lugar de un guitarra, se trata de Ed Thigpen. La formación Peterson-Brown-Thigpen se mantendrá en activo hasta 1965, la ausencia de guitarra dará lugar a un mayor protagonismo del piano de Peterson, su talento como solista emerge y sorprende, una vez más, al mundo del jazz. En 1968 Oscar Peterson grabará sus primeros discos como solista, sin otra compañía que la de su piano, lo hace para el sello MPS, más tarde, en 1972, grabará para el sello Pablo de la mano de Norman Granz, acompañado del guitarrista Joe Pass y de Niels Pedersen al bajo. Para entonces, Oscar Peterson ya es considerado una leyenda viva del jazz, un músico que ha grabado duetos con los más grandes y que ha colaborado en infinidad de discos (ése es otro de los argumentos que esgrimen en su contra los críticos, el hecho de haber grabado demasiados discos), tanto en solitario, como con su Trío, prestando su piano al servicio de monstruos como los trompetistas Dizzy Gillespie y Roy Eldridge, el pianista Count Basie, o, como bien sabéis, el legendario saxo tenor Lester Young. En 1993, un grave accidente cardiovascular dañaba seriamente su salud, debilitando considerablemente su mano izquierda. A pesar de las dificultades, Oscar Peterson fue capaz de volver a pisar las tablas del escenario, donde demostró que, sin estar al 100% de su capacidad, era un músico con unas dotes de improvosación fuera de lo común. Tras arrastrar durante más de una decada esta grave dolencia, Oscar Peterson fallecía el 23 de diciembre de 2007 en Mississauga, Ontario.

No es difícil imaginar que cuando se unen dos genios como los anteriormente mencionados, el resultado no puede ser sino explosivo. La primera formación del Trío de Oscar Peterson se da cita con Lester Young en esta grabación producida por Norman Granz, con el acompañamiento del batería J.C. Heard. Es el saxo tenor de "Pres" quien cobra un mayor protagonismo, interpretando un repertorio trufado por una serie de baladas memorables como "On the Sunny Side of the Street", "Almost Like Being in Love", "I Can't Give You Anything but Love", "There Will Never Be Another You", y "I'm Confessin'", donde el sonido etéreo y característico de Lester Young se hace omnipresente y confiere a esta peculiar reunión un ambiente especial, propio de una cita única e irrepetible. También Oscar Peterson goza de sus instantes de gloria, demostrando su compleja técnica y su personal swing, el acompañamiento perfecto para el metal de Lester Young. Esta edición de 1997 recoge todas las grabaciones que realizaron juntos estos dos genios, "Lester Young with The Oscar Peterson Trio" y "The President plays with The Oscar Peterson Trio", incluyendo el único tema en que Lester Young se atrevió a demostrar sus dotes como vocalista, "It Takes Two to Tango". Todas ellas son razones más que suficientes para hacer de éste un disco de necesaria escucha, un clásico de la historia del jazz; puede que muchos de vosotros no os fiéis del criterio de all music guide , pero simplemente os diré que a este disco se le conceden cinco estrellas sobre cinco, sobran las palabras.

De regalo os dejo, no un video, sino dos, para que podáis ver a los dos maestros en acción; en el primero encontraréis a Lester Young en una actuación televisiva del año 1958, en el otro video disfrutaréis de una actuación del Oscar Peterson Trio en su segunda formación, interpretando el tema "A Gal in Gallico", curiosamente también en 1958. Si queréis profundizar más en la figura de estos dos músicos, os dejo dos enlaces a la peculiar página Apolo y Baco donde encontraréis una biografía de ambos más completa. En otro orden de cosas, ¿recordáis a Alberto Montero? seguro que sí, pues bien, me enorgullece anunciaros que este prometedor y talentoso músico ha dejado un enlace directo para que os podáis descargar su disco completo desde Rainy Day Music, sólo tenéis que entrar en los comentarios del post que se le dedicó en este blog para encontrar la dirección de dicho enlace. Me gustaría que se lo agradecieseis como se merece, ya que no conzco muchos músicos que, teniendo un disco en el mercado, dejen un enlace en un blog de alguien a quien no conocen de nada para que todos aquellos que lo deseen puedan disfrutar de su música. Es un detalle increíble que espero sepáis apreciar, un millón de gracias Alberto. Ahora sí, os dejo con este maravilloso disco de Lester Young con el Trío de Oscar Peterson, perfecto para empezar el otoño. Espero que os guste.







BIOGRAFÍA DE LESTER YOUNG


BIOGRAFÍA DE OSCAR PETERSON


LESTER YOUNG WITH THE OSCR PETERSON TRIO

8 comentarios:

ignatius dijo...

Hola amiguito.
Otro que compartimos.
Después de oírlo dan ganas de sentarse a ver Round Midnight de Tavernier, donde como sabes el personaje interpretado por Dexter Gordon, toma detalles de las vidas de Bud Powell, Lester Gordon y él mismo.
Te propongo un programa doble de finde para inaugurar el otoño:
Round Midnight+Bird
Salú y boniatos

Autumn in new york
That brings the promise of new love
Autumn in new york
Is often mingled with pain

Dreamers with empty hands
They sigh for exotic lands

Its autumn in new york
Its good to live it again

binguero dijo...

Querido Ignatius,
tomo nota, como siempre, de tus recomendaciones, y te confieso que no he visto Round Midnight, hecho que espero subsanar este fin de semana; la mula, muy obediente ella, me trae sobre sus lomos la película de Tavernier en VOSE. Como películas para amenizar el comienzo del otoño, y así superar la caída de la hoja y del cabello, me parecen especialmente indicadas las del maestro Woody Allen, cualquiera de ellas me resulta entrañablemente otoñal. Otro director perfecto para los días de otoño es Jim Jarmusch, sin olvidar a Truffaut y, por supuesto, cualquier clásico del cine negro, que rezuma otoño por todos sus poros. Para disfrutar de Russ Meyer habrá que esperar a la primavera, cuando todo florece y la naturaleza se muestra exuberante y turgente; para los clásicos de terror de la Universal pronto llegará el invierno, y para las comedias de Billy Wilder, Lubitsch o Cukor, siempre será verano. Este es el programa de nuestra filmoteca estacional. Un abrazo.

Microbial dijo...

seré breve, excelente el modo en que reseñas, excelente trabajo, has generado en mi una curiosidad tan profunda, que ansioso espero finalize la descarga del disco.

confio en no sea una de esas raras y desagradables fusiones de jazz, como el último trabajo de coltrane, bueno a mi gusto, el jazz estilo libre (freestyle jazz) es demasiado desagradable

Saludos, y gracias por un buen blog, directo a los enlaces!!!

Microbial dijo...

EXCELENTE disco, supero todas mis espectativas, una vez más gracias!!!

babelain dijo...

Hola binguero, nos hemos leido por 1pocodmusica ¿verdad?. Buscando por los blogs cosas "excepcionales" (de las otras ya hay muchas) encontré este disco en tu blog. Lo estoy oyendo y me parece que acerté: EXCEPCIONAL. Lester Young con Oscar Peterson, palabras mayores. Gracias. Un lujo.

binguero dijo...

Babelain, me alegra mucho verte por aquí. Efectivamente hemos coincidido una buena temporada en 1PocodMusica, la web madre de todas las madres, sitio que actualmente no puedo visitar tanto como quisiera, pero del que conservo buenos amigos y muy gratas experiencias. Muchas gracias por tus palabras, me alegra que te haya gustado el disco, así que sigue visitando este humilde blog desde donde espero sorprenderte muchas veces más. Un abrazo.

babelain dijo...

A mi me pasa como a tí, que no hay tiempo para todo. Tienes un magnífico blog, me pasaré de vez en cuando para ver tus gratas sorpresas. Ánimo y gracias por tu labor de difusión, que no es fácil tirar del carro con el poco agradecimiento del personal. Suerte.

Anónimo dijo...

HOLA A TODOS LOS ADICTOS AL EXCELENTE JAZZ QUE NOS TOCO VIVIR, COMO GUITARRISTA NOVATO QUE SOY ME GUSTARIA APRENDER ALGUNAS CANCIONES DE LESTER CON OSCAR PETERSON, SABEN DE ALGUNA PAGINA DONDE ENCONTRAR PARTITURAS DEL GUITARRISTA QUE EJECUTA LA GUITARRA EN ESTE ALBUM? RESPUESTA EN S-O-D-O-M@HOTMAIL.COM GRACIAS